mafrancisco.jpgmaisabel.jpgmajuan.jpgmateresa.jpgmateresita.jpgverano.jpg

Vocación Carmelitana

                

                   tes1Soy Mª Luisa de Cristo Carmelita Descalza de este monasterio de Daimiel

Para hablar de mi vocación, lo primero que debo decir es que es un Don gratuito que Dios me concedió, y sigue concediéndome cada día, por su infinito Amor y misericordia , porque El concede este regalo   a quien quiere, como quiere y cuando quiere.

Yo de edad muy temprana, percibí esta llamada, aunque se que “ Dios me consagró desde el seno materno”, primero la viví como seglar   en una consagración privada entregada   a unos niños con problemas familiares y abandonados, esta forma de entrega la viví durante 11 años, sintiéndome   feliz y contenta, pero a la vez con inquietud y buscando porque entendía que Dios quería otro tipo de entrega.        

Conocí el Carmelo, este Carmelo, y después de un tiempo de contacto con ellas y una experiencia, entré a formar parte de esta comunidad.

Después de 29 años en ella, no tengo motivos más que para dar gracias a Dios .

Mi entrega en el Carmelo es muy distinta de la que pretendía. Aquí se vive De Dios, de su experiencia profunda de oración vivida en soledad, silencio y vida fraterna, no es una vocación solitaria,   orar   por la Iglesia, por todos los hombres, incluso los que no conocen a Dios, comunión con Dios y comunión con los hombres haciendo míos las necesidades y sufrimientos de todos y presentárselas a Dios cada día,

“ Ante Ti   Señor por todos” Viviéndolo todo comunitariamente, “ comunidades orantes fraternas, al servicio de la Iglesia” sin ver los frutos, ni experimentar gratificaciones, todo gratuitamente y sin interés elguno.

En el Camelo   vivo para   orar a Dios por todos y amar a todos amando primero a mis hermanas de comunidad, y tratando de que mi vida responda a este deseo de Santa Teresa.

“ A quien Dios tiene nada le falta, solo Dios basta”

contac